Close

19 julio, 2018

La educación ambiental como herramienta imprescindible para la protección del medio marino

Imaginaros que nos encontramos en una de las maravillosas playas de nuestra isla y de repente aparece una tortuga marina con una red enganchada en una de sus aletas…. Obviamente, necesita ayuda…. ¿Qué tenemos que hacer?

Lo más importante y lo primero es llamar al 112, el teléfono de emergencias, donde se activará el protocolo para ayudar a este tipo de animales marinos.

Esta actuación consiste en que la central de emergencias pase el aviso al equipo del Centro de Rescate de Palma Aquarium para que ellos monten la operativa para ir a ayudar a tortugas marinas, cetáceos y tiburones con problemas.

¿Y qué podemos hacer mientras los técnicos y voluntarios del equipo de rescate acuden al lugar?

Principalmente,  no retirar ningún objeto de su cuerpo sean redes, sedales de pesca, plásticos o anzuelos en la boca.

¿Por qué no? Retirar el anzuelo de la boca de una tortuga marina supone un peligro para nosotros. Estos animales no poseen dientes, pero presentan un pico con mucha fuerza, pudiendo provocar graves daños en nuestras manos.

La retirada de cualquier objeto del cuerpo del animal, puede crear más infección en otras partes de su cuerpo, que hasta el momento no estaban perjudicadas.

¿Y qué es lo que se puede hacer para ayudar?

Podemos poner una sombrilla, si le da mucho el sol, o una toalla húmeda sin taparle la cabeza o, en el caso de los cetáceos, no taparle el espiráculo por el que respiran.

Por último, mantener la gente alejada y no crear alboroto. El animal ya de por sí, estará bastante estresado  y necesitará la mayor tranquilidad posible.

Todos estos pasos para saber qué hacer en nuestro entorno y saber que especies de animales marinos viven en él y como actuar en caso de que ellos necesiten ayuda, es el trabajo que están haciendo los voluntarios de la Fundación Palma Aquarium y el Centro de Rescate durante este verano en diversas playas y clubs náuticos de nuestra isla.

Enseñar a valorar y a proteger nuestro territorio y los animales que viven en él, es una de nuestras labores, y sabemos que una de las herramientas más efectivas para llevarlo a cabo es la educación.