Close

30 mayo, 2019

Una lección de los más pequeños

La publicación de esta semana es algo más íntimo y personal y queremos compartirla con todos vosotros, ya que nos ha impresionado y satisfecho a la vez. Debemos aprender a menudo de los más pequeños e inocentes, puesto que ellos  serán los responsables, el dia de mañana,  de cuidar del planeta.

La semana pasada nos llegó una carta de un colegio de primaria de Madrid, la carta incluía un dibujo y un video con un mensaje entrañable de dos grupos de alumnos de 4 años de edad. Lideradas por sus profesoras, los niños habían estado trabajando el planeta y sus ecosistemas y profundizando en el ambiente marino habían consultado la página web de la Fundación Palma Aquarium y donde descubrieron la labor que realizamos rescatando y recuperando animales marinos. Su carta era de gratitud y se identificaban como cuidadores del planeta como nosotros.

A los pocos días de recibir esta carta, y por supuesto de contestarla, nos vino a visitar un grupo de niños de 5 años de Sa Pobla. Estos niños, capitaneados también por profesores con una sensibilidad extraordinaria,  estaban estudiando a los tiburones, pero al investigarlos se dieron cuenta de la grave problemática que sufren todos los mares y océanos del mundo por la contaminación de residuos plásticos. Entonces la clase decidió abordar este problema iniciando su propia campaña de concienciación. Habían empapelado el pueblo de posters hechos por ellos mismos,  construido una papelera marina para depositar los residuos en vez de tirarlos al mar. Y trajeron a la excursión sus propios vasos.

Dos muestras maravillosas de las que debemos aprender y tomar nota que ahora más que nunca debemos cambiar nuestros hábitos para garantizar un futuro sostenible, nuestros hijos nos lo exigen como herederos del planeta Tierra.