Close

LA HISTORIA DE CANNOLI


El pasado 26 de agosto, una embarcación italiana navegada cerca del Port de Sant Antoni (Eivissa) cuando avistaron un ejemplar de tortuga marina (Caretta caretta) que necesitaba ayuda.

Los particulares del barco actuaron siguiendo el protocolo, avisando inmediatamente al 112.

Una vez el animal llego al puerto, allí esperaban un agente de Medio Ambiente y un técnico del CREM (Centro de Recuperación de Especies Marinas) para trasladar a la tortuga marina a la clínica veterinaria Eivivet donde se realizaron las primeras asistencias.

El animal se encontraba enredado en restos de rafia, cabos y dos botellas de plástico. Todo ello impedía que pudiera sumergirse, y por si no era suficiente, además, había tragado restos de esa rafia y sangraba por la boca.

Dado su estado de salud, se decidió trasladar al ejemplar al Centro de Recuperación de Fauna Marina de Palma Aquarium,  en Mallorca. Este viaje fue ejecutado, gracias al convenio firmado con la compañía naviera BALEARIA para el traslado de tortugas marinas entre las Baleares.

Al día siguiente, “Cannoli” fue al Hospital Veterinari Aragó donde se le realizó el chequeo completo comprobando que los resultados de la analítica sanguínea se encontraban dentro de la normalidad y que el enmallamiento de su aleta izquierda no habia causado fracturas óseas ni  comprometido demasiado tiempo el riego sanguíneo. Sólo se observó una leve lesión de los tejidos blandos e inflamación. Además, see le extrajo el resto de rafia que había tragado ya que solo llegaba hasta el esófago.

Después de unas semanas bajo tratamiento en el Centro de Recuperación de Fauna Marina de Palma Aquarium, Cannoli ha tenido una estupenda recuperación lo que permitió al equipo veterinario del Centro de Recuperación realizarle el procedimiento de sexado, ya que por su edad y tamaño es imposible determinar su sexo de manera externa.

Gracias a este procedimiento realizado mediante laparoscopia se ha podido determinar que Cannoli se trata de un ejemplar macho, de los cuales se sospecha que en la actualidad están en minoría en cuanto a número frente a los ejemplares hembra.



Por la rápida y pronta recuperación del ejemplar, el SOCIB colocará en el caparazón de la tortuga un dispositivo electrónico que ofrecerá datos de posición, temperatura del mar y profundidad de inmersión en tiempo real a través de conexión vía satélite des del momento de su regreso al mar. Este trabajo forma parte de “Tortugas Oceanógrafas”, un proyecto de investigación financiado por la Fundación BBVA en el que la Fundación Palma Aquarium colabora.

El 21 de Septiembre de 2017 Cannoli fue devuelta a su medio natural, el Mar Mediterráneo en la playa de Cala Agulla, Capdepera. La localización de la suelta ha sido determinada en base a un innovador sistema que integra datos en tiempo real del tráfico marítimo y predicciones del estado del mar, y que ha sido desarrollado por el Sistema de Observación y Predicción Costero de las Islas Baleares (SOCIB) para identificar las zonas más favorables para la liberación de tortugas marinas.